Archive for the ‘Escritos’ Category

En el piso, pero erguidos!

julio 3, 2010

A pedido de algunos lectores, volvemos rápidamente (después de casi un año) a delinear algunas frases para comenzar con los debates, intercambio de opiniones y, por qué no, conocimientos varios.

Visto y considerando el reciente clima de derrota y frustración tras la goleada, más que insistir con algún dato histórico, problema político o simplemente continuar bajando la moral de la sociedad, quisiera agregar un par de líneas sobre qué deberíamos aprender, a mi entender, sobre este mundial…

Más allá del exitismo al que siempre tendemos, más allá del derrotismo al que siempre vamos, deberiamos contemplar que en este casi mes de partidos, cábalas y gastritis futbolera la mitad más uno del país (no me atrevo a decir TODO el país…) tiró para un mismo lado.

En las ciudades donde hubo pantallas gigantes en las calles la gente se juntó a ver los partidos, practicamente sin incidentes, sin actos de violencia, con un respeto por el otro (incluso con los extranjeros que también acudían) que dejaba asombrados a todos.

Durante estas semanas, más embanderados que para el bicentenario, no había rivalidad entre partidos (de fútbol, políticos); salvo las discusiones familiares sobre cuál jugador gambetea más y cuál debería dedicarse a sembrar papas, los argentinos vivieron varios días de “unión”, de nacionalismo camisetero. Se dejaron de lado los problemas y divisiones políticos, se alentó desde un mismo lugar.

Se veía en la calle esa necesidad de festejar aunque sea un gol, aunque sea gritar “vamos Argentina que se puede” sin tener que afiliarse a alguna ideologia en particular.

Tuve la sensación que el hartazgo del trajín cotidiano de noticias llegó a tal punto que era necesario patear la pelota para olvidar, que cada gol era un bálsamo para esta nación que la viene sufriendo desde que se independizó.

No creo que debamos defenestrar a jugadores, DT y cuerpo técnico como solemos hacer (el tradicional “nosotros ganamos” y “ellos pierden”), sino que debemos agradecerles por las sonrisas que nos dieron durante tres semanas, que debemos dar gracias a los argentinos que hincharon y pusieron tanta energia positiva para tirar para un mismo lado. Tal vez no logramos la gloria mayor, pero logramos estar unidos en un sentimiento y en un objetivo, y es justamente eso lo que hace que un país avance: ir todos para el mismo lado, con las mismas ganas, poniendo la fuerza y la energía. No tenemos que dejarnos vencer por el derrotismo de un partido; sí, nos caímos, pero sabemos que podemos seguir… Esto es enseñanza historica, lo venimos haciendo hace más de doscientos años… Nos caemos, nos levantamos: pero ahora tenemos que hacerlo entre todos.

Hay todo un semillero atrás (no solo jugadores, sino una generación de chicos, de argentinos) a los que tenemos que demostrarles que tremendo tropezón no es final… que en la caída y derrapada en el suelo nos dan fuerzas para pararnos, erguidos y demostrarle al mundo (y a nosotros mismos) que se puede seguir…

Yo no me voy a dejar caer por un mundial perdido… ¡vamos Argentina!

Las brujas no existen… (??)

septiembre 3, 2009
una simple nota al pasar…
Las brujas no existe, pero que las hay. Hace dos noches me desperté despúes de una pesadilla realmente horrible: era chica y mi cuerpo había sido ocupado por alguna cosa extraña que no me dejaba hablar y que me atormentaba. Ningún adulto me creía, hasta que vi en la cara de uno de ellos algo que me hizo gritar el silencio. Me desperté agitada, toda transpirada y con ganas de hablar con alguien. A las dos de la mañana no era muy buena idea, por lo que prendí la radio e intenté distraerme de todo lo que pasaba por mi cabeza.
A la mañana siguiente, en el trabajo, mi cara asombró a más de uno, que supuso que había salido de fiesta toda la noche. Ahi estaba Matias, con una cara bastante peor que la mia. “No pude dormir en toda la noche, no se… me costaba dormirme, me dormí como a las dos o tres de la mañana, después me despertaba. Dormi re mal”. Una simple coincidencia…
Mientras esperaba mi clase, llegó Luciana. Mate de por medio, me cuenta que la noche anterior se había quebrado emocionalmente; no para de llorar y de decirle al novio un montón de cosas que se le cruzaban, estaba como alterada por algo que jamás había sentido.
Al mediodía, David se sentó a almorzar conmigo. Charla va, charla viene, me dice: “no sabes… dormí re mal; me desperté como a las dos de la mañana con la sensación de haberme quedado re dormido… y a las tres de nuevo.. y asi toda la noche”. Ah bueno, dije yo… aca pasa algo… debe ser algo del barrio, pensamos; todos vivimos mas o menos cerca.
Esta mañana Luciana me llamó para contarme la última novedad: ayer, en la guardería de esquí, todos los instructores estallaron en llanto, con peleas, con desplantes… Una sensibilidad jamás vista en la montaña.
Luciana pensó en algo de la Luna Llena, alguna energía cambiada o algún efecto que formó, de una noche a la otra, un grupo de lunáticos.
No tuve más remedio que pensar en cuán poca atención le prestamos a la naturaleza. Hace muchos años, la gente del campo decia que si uno miraba fijo a la luna llena, se volvía loco. ¿Será que esa gente prestaba más atención a lo que los rodeaba?

Las brujas no existe, pero que las hay. Hace dos noches me desperté despúes de una pesadilla realmente horrible: era chica y mi cuerpo había sido ocupado por alguna cosa extraña que no me dejaba hablar y que me atormentaba. Ningún adulto me creía, hasta que vi en la cara de uno de ellos algo que me hizo gritar el silencio. Me desperté agitada, toda transpirada y con ganas de hablar con alguien. A las dos de la mañana no era muy buena idea, por lo que prendí la radio e intenté distraerme de todo lo que pasaba por mi cabeza.

A la mañana siguiente, en el trabajo, mi cara asombró a más de uno, que supuso que había salido de fiesta toda la noche. Ahi estaba Matias, con una cara bastante peor que la mia. “No pude dormir en toda la noche, no se… me costaba dormirme, me dormí como a las dos o tres de la mañana, después me despertaba. Dormi re mal”. Una simple coincidencia…

Mientras esperaba mi clase, llegó Luciana. Mate de por medio, me cuenta que la noche anterior se había quebrado emocionalmente; no para de llorar y de decirle al novio un montón de cosas que se le cruzaban, estaba como alterada por algo que jamás había sentido.

Al mediodía, David se sentó a almorzar conmigo. Charla va, charla viene, me dice: “no sabes… dormí re mal; me desperté como a las dos de la mañana con la sensación de haberme quedado re dormido… y a las tres de nuevo.. y asi toda la noche”. Ah bueno, dije yo… aca pasa algo… debe ser algo del barrio, pensamos; todos vivimos mas o menos cerca.

Esta mañana Luciana me llamó para contarme la última novedad: ayer, en la guardería de esquí, todos los instructores estallaron en llanto, con peleas, con desplantes… Una sensibilidad jamás vista en la montaña.

Luciana pensó en algo de la Luna Llena, alguna energía cambiada o algún efecto que formó, de una noche a la otra, un grupo de lunáticos.

No tuve más remedio que pensar en cuán poca atención le prestamos a la naturaleza. Hace muchos años, la gente del campo decia que si uno miraba fijo a la luna llena, se volvía loco. ¿Será que esa gente prestaba más atención a lo que los rodeaba?  ¿Será que estamos perdiendo la capacidad de observación?

al Chiquito, con cariño.

mayo 17, 2009

Este post no es para armar debate sobre nada. No es tampoco como veo el mundo ni nada parecido. Solo es una forma de descargar y procesar todo lo que siento en este momento.

Hay gente que cree en fantasmas, aparecidos y brujas, yo solo puedo creer en algunas coincidencias. Estuve un par de días con insomnio, cosa muy rara en mi; también sin querer, acordándome de una persona asi al pasar, de esas cosas que uno dice “uh tendria que llamarlo” o “que bien que la pasamos esa vez”… recuerdos de amigos. Esta madrugada, mientras volvia a casa se me cruzó de forma fugaz la imágen de este chico por la mente. Duró pocos segundos… y dormí mejor que nunca.

Esta tarde me llamó una de mis amigas con la voz entre cortada para preguntarme si habia leido los diarios del pueblo o si sabia algo. No, no sabia nada. Me cuenta con un hilo de voz que el Chiquito había fallecido en un accidente durante la madrugada.

Son esos momentos en que uno asocia el cielo gris y la lluvia con la tragedia; son esos momentos en que nos preguntamos porqué no hicimos caso al institno de llamarlo para ver cómo estaba; son esos momentos en que uno piensa que las imágenes se cruzaron en la mente de uno como si él estuviera despidiéndose.

Pense en su chica, que tanto la quería, y en su bebe, que le hacía perder más babas que a nadie. Lo unico que puedo pedir a la incertidumbre del futuro es que ese bebe jamás olvide la sonrisa franca y sincera que tenía su papá.

El pueblo está marcado por la tragedia; siempre entre marzo y junio algun accidente sumamente violento se lleva la vida de alguien sumamente jóven… Sí, la Parca también se toma vacaciones en el sur… y se lleva trabajo.

No creo que la muerte sea la desaparición final de una persona, asi que Chiquito, se que estás de alguna forma viendo todo esto y que nos estás viendo; se que te estás acordando de todas esas veces que nos reimos y lloramos juntos… Cada vez que suene esa Mosca y pida que Bailemos para ti, se que vas a estar moviendo las patas, agitando la cabeza, estirando los brazos y sonriendo sin parar al lado nuestro.

Gracias Chiquito por sonreir siempre, por estar siempre, por convertir el llanto en risa… por vivir conmigo tan buenos momentos. Hasta siempre.

Bren

Por el futuro de los chicos.

febrero 4, 2009

Hace unos días me llegó un e-mail de un amigo con una comparación de fotos del Holocausto de la II Guerra Mundial y fotos de la actual situación en el conflicto palestino-israelí. Como le comenté a mis amigos, no justifico ninguna de las dos situaciones históricas, es más, me parece lo peor de la naturaleza humana. Y ahora les digo porqué: me parece muy caer muy bajo y de una debilidad extrema matar gente indefensa (en especial los niños, porque los adultos y ancianos pueden incluso influir con palabras en la sociedad) para sentirse superior al enemigo. Es algo que no tiene explicación racional (por más que ahora salten mis compañeros internacionalistas y digan que sí, que existen teorias que…. BLA BLA BLA).-

Si bien en Argentina la comunidad judía tiene un lugarcito especial, que no ocupa ninguna otra congregación, el repudio a los ataques es bastante masivo. Pero lo que más me sorprende es que ese mismo repudio, esas manifestaciones en contra, las cadenas de e-mails con fotos cruentas, realistas y dolorosas no se dan cuando se tocan cuestiones cercanas al propio terruño.

Así como cada vez que se habla del Holocausto, nadie se acuerda de los millones de rusos que murieron (por poner un ejemplo, porque Europa esta re-construida sobre un cementerio de personas, de sueños), ahora es como si nadie se acordada que en el resto del mundo hay matanzas crueles y sanguinarias. Pero, claro, no son tan marketineras como el conflicto en Medio Oriente.

Con esto me refiero a que, si bien no es de forma cruenta, no hay bombas ni ataques de gente mala, a lo largo de todo nuestro país tenemos chicos con hambre, que tampoco tienen agua potable, que lloran porque sus padres mueren por enfermedades prehistóricas para la ciencia…

Y aca me pregunto, ¿dónde están los defensores de los derechos humanos? Parece como si solo las atrocidades de la II Guerra Mundial y de la última dictadura militar fueran objeto de los derechos humanos. En guerras, en dictaduras, en democracia, los chicos tienen derechos: a comer, a educarse, a la salud, a vivir en condiciones dignas…. En Argentina y en todo el mundo.

A mi también me conmueve y me llena de bronca ver las imágenes de los chicos palestinos llorando, lastimados, con la infancia herida de muerte, con los sueños rotos. Pero también me causa el mismo malestar el ver padecer a un compatriota que no está en guerra y que tiene síntomas similares… es más, me parece mucho mas duro y cruento que en un país relativamente pacífico y relativamente en desarrollo los chicos tengan que sufrir de esta manera.

Volvamos a Medio Oriente, me fui por las ramas de la indignación.

Me parece que estos chicos, de sueños truncados, además de perder la infancia entre bombas, llantos y plegarias llenas de resentimientos, no solo no tienen futuro, sino que son el germen de un conflicto sinfín. Aprenden a odiar antes que a razonar, la vida les enseña a jugar con piedras y palos no para construir juguetes, sino para tirarlos con fuerza y odio contra otros chicos que, al igual que ellos, dejarán de ser chicos a la temprana edad de ocho años. Aca tenemos el porqué de siglos y siglos de odio en Medio Oriente…

Si los defensores de los derechos humanos se quedan defendiendo pasados borrosos; si nadie se ocupa del hoy, de lo que acontece, ya sea en una guerra, en una democracia o en un imperio… sonamos, estamos perdidos: las futuras generaciones se quedan sin futuro y la historia se va a repetir, de forma cíclica, como hasta ahora.

saludos,

Brenda

a don Francisco… GRACIAS TOTALES!

noviembre 6, 2008

Me enorgullezco de haberme contado entre los que se creen nacidos para servir a la patria “Me enorgullezco de haberme contado entre los que se creen nacidos para servir a la patria”

6 de noviembre. Día de los Parques Nacionales.

Ahhh seguro que muy pocos lo sabían. Y es que es algo que no se difunde y por lo general sólo quienes viven en las inmediaciones de estos parques lo saben. Asi que los que no tenían ni idea se deben preguntar qué cornos se festeja…

Bueno, a fines del siglo pasado, un señor llamado Francisco Pascasio Moreno (siiiiii la P no es de perito, es de Pascasio. Perito era el trabajo….) realizó una importante tarea en la demarcación de límites con Chile, superando las diferentes tesis que sostenían ambos países en cuanto a cómo debería delimitarse. En 1888 se decide que cada país nombre un Perito para que, junto a las comisiones que guiarían, establezcan la demarcación del terreno. Al principio Moreno rechazó el ofrecimiento argumentando que no estaba a la altura de aquella responsabilidad debido a su juventud y falta de práctica en las negociaciones del Estado. Luego de que se designara a otro perito y que renunciara a su cargo, Moreno toma la cuestión entre sus manos.

Como forma de pago por su labor en la cuestión de límites con Chile, el Estado argentino aprueba la Ley 4192, otorgándole veinticinco leguas cuadradas de tierras fiscales, como recompensa por los servicios prestados, en la zona de Puerto Blest y laguna Frías. El 6 de noviembre de 1903 dona tres leguas al gobierno nacional para la creación de un parque nacional, el primer parque nacional de la Argentina: el Parque Nacional del Sur, que posteriormente se transformaría en el Parque Nacional Nahuel Huapi. ¿Los motivos de ésta donación? “(…) Hoy la ley citada me permite hacerme dueño de paisajes que, en días ya lejanos me hicieron entrever la grandeza futura de tierras entonces ignoradas que nos eran disputadas. (…) Cada vez que he visitado esa región me he dicho que convertida en propiedad pública inalienable llegaría a ser pronto centro de grandes actividades intelectuales y sociales y, por lo tanto, excelente instrumento de progreso humano. (…) Chile posee tierras fiscales en la vecindad y quizá les diera este destino. Así, en aquella magnificencia tranquila podrán encontrar sano y adecuado panorama los habitantes de ambos lados de los Andes, y contribuir, reunidos en comunidad de ideas durante el descanso y solaz, cada vez más necesarios en la vida activa del día, a resolver problemas que no llegarán a solucionar nunca los documentos diplomáticos, y los visitantes del mundo entero, entremezclando intereses y sentimientos en aquella encrucijada internacional, beneficiarán más aún el progreso natural de la influencia que por sus condiciones geográficas corresponde a este extremo de América en el hemisferio austral”.Es así que surgen los Parques Nacionales, gracias a la labor de un gran científico y patriota argentino, que siempre luchó para que nuestro país creciera y avanzara.

Por discrepancias que había mantenido con el gobierno nacional, éste no envió representación oficial a su funeral, y recién en 1944 sus restos fueron trasladados a la isla Centinela, en el Nahuel Huapi. “Se llevaron [los restos] en la Modesta Victoria, escoltada por numerosas embarcaciones del lago, y al llegar a la isla Centinela, el ataúd se descendió a pulso, en medio de un gran silencio roto sólo por los toques de clarín, que en medio de aquella soledad daban a la escena un carácter dramático y solemne, propio del Crepúsculo de los Dioses. Parecía el cadáver de Sigfrid o de un héore tan legendario como él. Una sencilla placa, al estilo de la tumba de Cecil Rhodes en el desierto africano, cubrió sus restos”. Los navegantes del lago, al pasar frente a la isla, hacen sonar sus sirenas, como rindiendo un pequeño homenaje a este gran hombre.

Les dejo algunas otras reflexiones de Don Francisco, para que también reflexionemos un poco y pongamos a este gran argentino en el mismo lugar que los próceres, porque también ayudó a construir este país.

Gracias Francisco!!

saludos

Bren

Reflexiones de Francisco P. Moreno:

* “Nunca pude comprender cómo una nación viril, dueña de extensísimas zonas, desde el trópico hasta el polo antártico, no se empeña en su estudio, para utilizarlas, con lo que afirmaría el dominio de lo que la naturaleza misma le señalaba como suyo. De nuestra indiferncia, por lo que pretendemos haber heredado de España, resultó siempre la pérdida de buenas porciones de aquella herencia.”
* “¡Declaremos también propiedad nacional el combustible blanco, el torrente, la cascada y sobre todo, estudiemos la tierra como lo manda el sentido común, cambiando las leyes y los métodos anticientíficos actuales. Sólo así llegaremos a crear la Gran Nacionalidad Americana del Sur”
* “No puedo dormir pensando en lo que hay que hacer para la mayor grandeza y defensa del país, y mi falta de fuerzas, de recursos y de vista para hacerlo comprender en esta Capital tan extranjera para los nativos. ¡Cuánto ven mis recuerdos! ¡Qué duro es saber que la vida se acorta tan ligero! Pero, ¿no es más duro vivir sin servir? ¡cuánto quisiera hacer, cuánto hay que hacer por la Patria!
* “¡Cuánto quisiera hacer, cuánto hay que hacer por la patria! Pero ¿cómo, cómo? ¡Tengo sesenta y seis años, y ni un centavo! ¿Cuánto valen los centavos en estos casos…? ¡Yo que he dado mil ochocientas leguas a mi patria y el Parque Nacional, donde los hombres de mañana, reposando, adquieran nuevas fuerzas para servirla, no dejo a mis hijos un metro de tierra donde sepultar mis cenizas! Yo que he obtenido mil ochocientas leguas que se nos disputaban y que nadie en aquel tiempo pudo defender sino yo, y colocarlas bajo la soberanía argentina, no tengo donde se puedan guardar mis cenizas: una cajita de veinte centímetros por lado. Cenizas, que si ocupan tan poco espacio, esparcidas, acaso, cubrirían todo lo que obtuve para mi patria, en una capa tenuísima sí, pero visible para los ojos agradecidos…

Fuentes:

Eduardo V. Moreno (Recopilador) – “Reminiscencias de Francisco P. Moreno”. Editorial El Elefante Blanco, Buenos Aires, 1997.

Elías Farah (Recopilador) – “Perito Francisco P. Moreno. Homenaje”. Editorial Vinciguerra, Buenos Aires, 1995

Exequiel Bustillo – “El Despertar de Bariloche”. Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1999

Mi vida es un cable…

octubre 10, 2008

Mi vida es un cable.

O mejor dicho, quiero mundializar el sistema wireless.

Ordenando mi habitación (una especie de maqueta a escala reducida de Kosovo) me vengo a enterar que el mejor regalo de cumpleaños puede llegar a ser una zapatilla para conectar la infinidad de cosas que tienen cable y enchufes con patas de mil formas y tamaños.  Además, por supuesto, de un adaptador para diferentes tipos de enchufes, un estuche para llevar cuanto cable anda dando vueltas y un vale para una serie de sesiones con el psicólogo porque esto me está causando un stress terrible.

Y eso que yo no soy muy adepta a la tecnología. Lo que hay en esta habitación es por regalo o por necesidad. Ya estoy extrañando mi ex mundo sin tecno. Estábamos tanto más comunicados y tanto más felices…

Veamos qué tengo por acá:

*PC: trae dos cables: el que va del transformador a la PC y el que va de la corriente al transformador. Le tengo que agregar que como el cable de corriente tiene tres patas redondas (cable a tierra prácticamente inexistente por estas latitudes) tiene un adaptador…Entre la vagancia de escribir a mano una tesis y la falta de PC en mi casa, fue opción mía comprar. No me quejo, aunque la próxima inversión va a ser una wireless sí o sí (si el presupuesto da, obviamente).

*Mp4: cable USB (no voy a contar el enriendo que tienen los auriculares porque eso es ser quisquillosa y un poco despelotada). Fue un regalo. Completamente innecesario: camino en la calle sin escuchar música y en casa tengo un equipo que vuelve locos a mis vecinos, jeje. Pero bueno, vale como pendrive, así que… acá está, haciendo bulto entre mis cosas.

*Celular: cable para corriente. Completamente de más: el que me quiera ubicar puede llamar a mi casa. Pero bueno, entre la inseguridad del mundo y la necesidad de rastrillaje de mi familia… acá está, bah… por ahí anda. Como me dijeron hace un tiempo: el celular de hoy es como el fax de hace unos años, el teléfono hace un poco más atrás… ¡en qué terminaremos! Curiosidad para el futuro.

*Cámara digital:  sisisisisi, completamente de acuerdo en que las analógicas son mejores, pero bueh, ésta es más económica. Si bien es de mi hermano (hola hermanito, gracias por la cam, jaja) está acá y me está enredando las patas con tanto cablerío: USB, cargador + cable de corriente, adaptador para TV como con cinco patas… Terrible, pero ya volverá a manos de mi hermano, jejeje (Cuack).

*Handy: de uso laboral, también de mi hermano. El cargador creo que es más grande que el handy, pero bueh no queda otra que cargarlo o sino gritar en la montaña… ah! El handy también tiene un micrófono para poner en la campera y no tener que andar sacándolo cuando hace un frio digno de hipotermia, pero no lo voy a contar porque eso es una paquetería que da gusto tener (aunque en este momento está enredado con el USB de la cámara y los auriculares del mp4… sí, se cuenta!). Asi que con el handy sumamos un cargador, un cable de corriente y micrófono.

En total son como nuevo o diez cables que terminan haciendo bulto y peso en cualquier mochila. Sumado a adaptadores, zapatillas, etc la mochila termina pesando más que un baúl de inmigrante.

A esta descripción podría agregarle el velador, la tele, el equipo de música, el secador de pelo, la máquina de cortar pasto, la batidora, la depiladora, etc, etc… pero son cosas que tienen cable a las que uno ya se acostumbró y con las que no anda por la vida acarreándolas. Bah, por lo menos yo no me llevo de vacaciones a la multiprocesadora…

Ahora estoy en casa, pero no me veo trasladándome a otro lugar con todo esto. Además de la mochila de ropa y la de viaje con documentos… ¿tengo que llevar una tercer mochila con adaptadores, transformadores, y cajas cuadraditas con colores vistosos y alta tecnología? Uff, me quedo en casa. No quiero un pico de stress por si esa mochila es olvidada o sustraída…

O demasiada tecnología nos mejora la vida o nos la complica, no lo se. Sí me parece que hay una conspiración entre quienes realmente agravar la crisis energética mundial y los vendedores de adaptadores de corriente…

Los desafío a contar la cantidad de cables que hay en este momento en la habitación en la que se encuentran… a ver quién es el más enredado.

Saludos

Bren.

Esqui para chicos

octubre 7, 2008

Cuando la rutina parece no tener nada nuevo con qué sorprenderte, siempre aparece algo que termina llamándote la atención. Parecía una temporada más entre tantas, agotamiento físico y psíquico del trabajo deportivo al aire libre y con la responsabilidad que el riesgo del deporte y la el tener a cargo niños traen aparejado. Una de esas temporadas en que todo es igual, donde las gratificaciones parecen ir desvaneciéndose con la nieve, al mismo ritmo que se va aproximando la primavera.

Pero, como dije, algo siempre llega. Esta vez fue el plan social que se armó para los chicos de los colegios públicos de Villa la Angostura, Villa Traful, Cuyin Manzano e Isla Victoria. Es un plan que se lleva a cabo desde hace cuatro años más o menos en ésta localidad y que en Bariloche ya lleva casi diez años.

Plan Social. El nombre puede generar rechazo para muchos, pero va más allá del Estado de bienestar al que mal nos tiene acostumbrada la historia argentina.

¿Qué es el Plan Social de esquí escolar? Los objetivos son varios. La idea más general es que todos los chicos de 6º y 7º grado de los colegios provinciales públicos de estas zonas suban aunque sea una vez a la montaña, conozcan el invierno y practiquen esquí durante tres días. Obviamente el plan tuvo sus detractores, con quienes compartí en algún momento la objeción más “clara” al proyecto: “¿para qué ilusionar a chicos con este deporte, si probablemente no puedan volver a practicarlo? Es mostrarles un mundo que no todos van a poder tener”. Pero después de la experiencia (sí, a diferencia de muchos de los detractores, me animé a probar qué era todo esto), cambié la perspectiva.

El objetivo del Plan va mucho más allá que mostrar un mundo extraño e inalcanzable. Les doy las razones con las cuales nos pidieron ser parte del plan y las razones que surgieron a medida que pasaban las clases. No tienen un orden, sino que son en general y todas son importantes. Veamos:

1- Generar integración social: los chicos pueden sentir que no es un lugar ni un deporte de elite (es uno de los pocos lugares del mundo donde el esquí es considerado un deporte elitista; en muchos lugares del mundo incluso es parte de la agenda escolar de los chicos). Además, pueden ver que quienes trabajan en el centro de esquí no son aliens, sino personas que ellos conocen, amigos, vecinos, parientes, gente igual que ellos. Por otra parte, todos los colegios públicos asisten al plan, lo cual no genera una división entre colegios ni resentimientos, etc.

2- Mostrar opciones para la inserción laboral: los chicos pueden ver que existen otras fuentes de trabajo (instructor, medios, maquinas, patrulla, servicios, etc.) en los cuales es posible trabajar. También es importante que sepan que el centro de esquí es una de las fuentes económicas más importantes que tiene la zona durante determinados meses y que por eso mismo es bueno tener idea sobre el deporte, el lugar y los recursos. La frase “sí, conozco, déjeme explicarle” resume la idea.

3- Aprender jugando: muchos chicos, sin importar la condición económica, no tienen incorporado en la familia el aprendizaje lúdico por diferentes circunstancias. Sin importar la edad, es de suma importancia que los chicos puedan ejercitarse, jugar, divertirse, sentirse parte de un grupo. Si no, lean la Declaración Universal de los Derechos del Niño, de la que nuestro país es parte. Los niños tienen derecho a la educación, al acceso a la cultura y a ejercitarse de forma sana, ergo, de hacer deporte. La mejor forma de relacionarse, de recrearse, de divertirse y de aprender es jugando.

4- Generar conciencia: en especial la ecológica; ¿por qué es importante cuidar el cerro, el bosque, el agua, el turismo? El instructor, los profesores de educación física y los coordinadores que acompañan a los grupos también tienen una función como educadores. Respetar el medio, cuidarlo, enseñar sobre el lugar en que se desarrolla la actividad. Esto lleva a que, de a poco, los chicos aprendan que el turismo es un recurso importante para la comunidad y que todo lo que rodea al deporte es importante para fomentar este recurso económico.

5- Aprender sobre seguridad: cómo cuidarse en la montaña (entorno que rodea a todos los chicos, suban o no a esquiar, ya que la localidad está en el medio de la montaña), aprender a cuidarse solos, a cuidar amigos y a cuidar pertenencias. Aprender a desenvolverse en un lugar que no tiene clima estable, ni terreno normal, ni condiciones fácilmente predecibles.

6- Como elemento educativo: como mencioné anteriormente, se enseña a los chicos a conocer el lugar: flora, fauna, condiciones climáticas. Por otra parte se lo introduce en el funcionamiento de un centro de esquí: cómo comportarse en los medios, en las pistas, con los compañeros. Fomentar la ayuda entre compañeros, la solidaridad, etc., es también parte de la idea.

7- Conocer el entorno: el cerro es considerado como un ambiente exclusivo para el turista y, dentro de estos, de una elite. Pero no es así. El cerro es parte del lugar de pertenencia de los chicos, es una montaña más que se distingue de las otras por la infraestructura pero que está dentro de los límites de la localidad. Y esto es importante para que los chicos sepan qué hay, porqué el centro de esquí es importante, porque la montaña es importante. Además el entorno puede ser fuente de trabajo y de recreación. Como agregado, conocer el lugar al que pertenecen hace que los chicos lo quieran más y lo cuiden más.

8- Sacar a los instructores de la burbuja en la que viven: durante la temporada el instructor vive en un mundo de nieve blanca donde los problemas se ven reducidos a su mundo y a los turistas que pisan el centro invernal. Con el Plan, chicos y adultos interactúan y comparten visiones, aprendizajes y una experiencia mágica. Además, por lo general durante la temporada los instructores interactúan en su mayoría con turistas. La idea del plan es también que haya un puente entre los mismos locales y entre los instructores foráneos y la gente local.

Tal vez las razones no bastan. Es un tema que se puede discutir desde muchos puntos de vista. Pero después de compartir con estos chicos varias mañanas hermosas, de ver cómo se fueron abriendo a los instructores (y nosotros a ellos), ver esas sonrisas y escuchar las carcajadas de ellos cuando se deslizaban por la nieve, ver las caritas de sorpresa cuando pudieron ver la inmensidad del lago y de la cordillera desde el camino panorámico, o encontrar sus casas desde lo alto de una montaña, ubicar el colegio y el gimnasio… no tengo casi palabras.

La experiencia fue única, maravillosa. De esas que reconfortan el alma por la sola razón de haberla realizado. El mayor premio de estos días fue la frase de una de las nenas: “gracias seño, porque sin usted no hubiésemos podido ver todo esto”. Esa frase y el abrazo de afecto sincero con los ojitos mojados de esa nena merecen que este plan siga creciendo y llegue a todos los chicos.

La última semana les tocó el turno a los chicos de la escuela especial nº 18. Tengo que reconocer que subí con pánico extremo. Sí, lo desconocido, lo diferente genera esa sensación. La falta de formación también. Y es que en Argentina prácticamente no existen los profesionales del esquí que se dediquen a personas con discapacidades físicas y/o mentales, así que enfrentarse a este desafío con la formación tradicional fue, justamente, todo un desafío. Pero tengo que reconocer que terminó siendo una de las experiencias más difíciles pero gratificantes de todas las que tuve en el cerro. Ver las ganas de estos chicos a pesar del mal clima, las pilas que le ponían para intentar deslizarse, cómo se ayudaban entre ellos. Realmente todo un ejemplo y el mejor aprendizaje para mí. Tengo que agradecer también las garras que silleros, pomeros y pisteros le pusieron para ayudarnos con los chicos.

El miércoles 1º de octubre se hizo el cierre en el Centro de Convenciones, con la asistencia de casi todos los chicos que se vieron beneficiados por el plan. Rescato dos frases: la del gerente del cerro: “la importancia de crear un semillero en la localidad de instructores, personal de cerro y esquiadores” y la del secretario de deportes de la municipalidad: “la importancia de crear puentes: entre nación y la localidad, entre las escuelas, entre los instructores, etc.”. Hasta el subsecretario de deportes de nación parecía sorprendido por el proyecto. Y es que cuando se quiere, se puede.

Y es posible que todos los chicos sean parte: de la comunidad, de un sueño, del juego, de la montaña.

Gracias a todos los que hicieron posible el plan. Gracias a los chicos por regalarnos esas sonrisas y esas ganas de seguir, de no querer parar. Son el incentivo que todos los instructores necesitamos para seguir adelante.

Gracias a todos. ¡Hasta el año que viene!

Bren

 

De los noticieros del interior

septiembre 30, 2008

 Volvemos a encontrarnos.

Después de casi dos meses de no ver noticieros, de no leer diarios y de ser feliz, hoy escuché por casualidad el noticiero del canal de la provincia (bah, un ex canal provincial, ahora propiedad de un canal muy conocido de la ciudad de Buenos Aires).-

Me dio mucha curiosidad y despertó una gran simpatía la forma de dar las noticias. Me había olvidado que de la General Paz hacia el oeste las noticias se dan con otra dinámica. Podemos llamarlo inocente, podemos llamarlo acartonado, como quieran. Pero me parece de una simpleza tal que más de un periodista debería aprender.

Las noticias graves: el periodista pone cara seria, dándole importancia a la situación, así sea que se quemó una vivienda, que secuestraron a alguien, que hubo una serie de accidentes. Ahora, aca las noticias graves suelen ser, mas allá de los secuestros, asesinatos y choques multiples que en BA no se cansan de pasar, temas así como que en las bardas no hay agua, que el colectivo no pasa regularmente, que hay una serie de vecinos que tomaron terrenos pero que, no es el problema, sino que se cuelgan de la luz y es peligroso para todos… etc, etc. Cosas cotidianas. Incluso en una zona densamente poblada como el Alto Valle, con problemas graves como cualquier conglomerado urbano, las noticias tan graves se dan durante el día, no se hostiga al televidente durante horas, días y flashes informativos sobre el descuartizamiento de una víctima, el alto índice de inseguridad y el supuesto instinto asesino de la señora del portero de la esquina…

Las noticias buenas: con una sonrisa, un dejo de complicidad entre el espectador y la buena nueva. Y las posteriores felicitaciones a quienes han emprendido algo con éxito, han ayudado a los otros…

Las noticias sociales: ese tipo de noticias que hacía mucho que no escuchaba en un noticiero: se necesitan dadores de sangre, se necesita colaboración para una silla de ruedas para el colegio X, etc. O como la que acabo de escuchar: un abuelo (sí, porque aca se les dice abuelos a todos los mayores… Me parece mucho más respetuoso que otras maneras de llamarlos), como decía, un abuelo pidiendo que lo ayudaran a traer a su mujer, que la conoció y se casaron cuando tendían 17 años, de Mendoza hasta Neuquén (500km), que la abuela estaba en un asilo pero que lo extrañaba y estaba mal porque no estaban juntos, entonces, como ni él ni sus hijos tienen un auto ni los recursos para traerla, le pide a la comunidad que lo ayuden, asi pueden estar juntos. ¿No es tierno? Si le hubiesen visto el brillo de los ojos al abuelo pidiendo por favor para volver a estar con su mujer, les puedo asegurar que les iban a dar ganas de irse hasta Mendoza y subir a la señora a caballito y recorrer los 500km.

Los noticieros, además de tener que informar malas noticias (como suelen hacer) también deberían acordarse de la función social, de ser el nexo que une a la comunidad. Yo entiendo que ésta (Neuquén) sea una provincia chica, de pocos habitantes y distancias relativamente grandes y que, justamente por eso, el noticiero cumpla una función fundamental.

Este nexo es mucho más importante para las “cadenas nacionales” (si, sigo con las comillas porque terminan siendo noticieros de lo local, aún cuando se vean en todo el país), porque vivimos en un país que, además de ser federal, es enorme, con distancias que nos separan muchísimo y generan barreras culturales y sociales; un país donde somos cuatro gatos locos que vivimos uno en cada punto cardinal… Sí, definitivamente es necesario contar con un noticiero, una fuente de información NACIONAL, además de las locales. Y no para informar de cuán mal estamos, sino para reconstruir los lazos sociales y rearmar un poco la solidaridad entre todos los argentinos.

Si podemos unirnos ante una catástrofe nacional (los más viejos recuerdan el terremoto de San Juan y los más jóvenes recordamos las inundaciones de Santa Fe), si ante ese tipo de siniestros logramos unirnos, ¿por qué no probar ayudarnos cuando no hay catástrofe, sino en lo cotidiano? Tal vez logramos sacarle una sonrisa a alguien y cambiarle la perspectiva del mundo…

Saludos

Bren

Gnomos humanos

agosto 23, 2008

Los gnomos existen. Y que nadie lo discuta. Llegan al cerro vestidos con casco, caminan como robots y usan esquies del tamaño de un pinguino. Dan miedo y después dan ganas de correrlos y tirarlos por un barranco… hasta que sueltan la lengua y a uno se le caen las babas.

Sí, son mis pequeños alumnitos, entre 4 y 6 años. Tienen esa cosa de preguntar con una seriedad tal cosas que jamás se te hubiera ocurrido pensar.

seño, ¿por qué se mueven las aerosillas?”, “el cable, ¿es para que los gigantes no se hundan en la nieve?”, “¿por qué las montañas tienen esa forma?”, “¿cómo se forman las montañas y las pistas por donde esquiamos?” (aca es donde me culpo no haber prestado más atención en la clase de geografía del secundario), etc.

Y las actitudes!! un gnomo de estos, parado en la fila de la silla, listo para que un adulto lo acompañe, agarra al desconocido de la mano y le dice, con toda seriedad:

-“señor, ¿usted esquía?”

-No, yo soy peaton, vos esquias?

-: si, si… (pequeño gnomo que es la primera vez que se pone un par de esquies y apenas puede caminar en la nieve… pero con una seriedad y una confianza dignas de admirar)

Otra.. una clase de biología:

-seño, vos sabias que en los árboles con huecos y sin hojas hay pajaros carpinteros?

-sí, sabia. Alguna vez viste uno?

-: no, pero me dijeron que son re bonitos. (nene de 4 años)

En fin… antes de tirarlos al vacio, conviene escuchar a estos chicos…. nos hacen prestar atención a cosas realmente divertidas y que a veces olvidamos.

saludos

bren

de Turistas…

agosto 18, 2008

Es un sentimiento tan contradictorio el que tiene uno con estos especímenes que llegan dos veces por año a estas tierras… Se los espera con ansias, con ganas y casi con los brazos abiertos, pero al mismo tiempo sale esa cosa de protección de domicilio particular que dan ganas de pararse en la entrada del pueblo, escopeta en mano, y sacarlos a escopetazos. ¿Por qué? por jodidos, sí en parte, y porque a veces dan ganas. Como dice Páez, es todo una cuestión de actitud.

Uno sabe que el pueblerino es intolerante, porque después de estar todo el año solo como loco malo, abajo de la lluvia y sin nada que hacer, llega un remolino de gente, una especie de Twister que amenaza con cambiarle la existencia durante poco más de un mes, para después volver a la calma chicha del resto del año. Pero el turista tampoco es una especie tolerante… ¿Ejemplos? Aca van un par de “oidos” y de anécdotas de las últimas semanas.

* Situación: no hay nieve, el cupo de esquiadores necesario es de 6 para formar un grupo y no hay gente. Hecho: familia que recién llega con sus 3 hijos, los 2 primos y 1 amiguito. Todos niveles diferentes. Se les explica la situación. Respuesta: “no hay drama, que esquien los 6 juntos así es más divertido, no importa que sean niveles diferentes“. Con ese razonamiento el instructor termina la semana con 16 gnomos con casco que lo siguen hasta que la voz de un padre grita…. “¡¡no puede ser!! asi mis hijos no pueden aprender, son muchos chicos y con niveles diferentes. Me llevo a los chicos“. Ejemplo de turista que no se decide entre el aprendizaje y la diversión… (anécdota de la escuela de esquí de hace unos años)-

* “yo vine a esquiar y no hay nieve. No puede ser. Con la plata que gasté” (oído esta temporada haciendo dedo…. ahora uno tiene la culpa del clima)

* “¡qué precios! así no se puede esquiar… con la misma plata me iba el doble de días a la playa en Brasil” (Señor… en Brasil Ud. no usa pase, traje de nieve, equipo… anda en ojotas todo el dia y come ensalada… vayase a Brasil)

* “Es un lugar turístico, no puede ser! fui a comprar unas cosas un martes y estaba cerrado porque no hacían horario corrido, una verguenza” (señora, adáptese al lugar… el lugar no se va a adaptar a Ud. Además, está de vacaciones, relájese, duerma la siesta y después de las 16hs salga al centro, con gusto la atenderán)

Ahhh hay tantas cosas por anotar y es tan poco el tiempo… pronto volveré con más. Ahora es mejor abandonar el centro, se está poblando de especímenes  que andan por la avenida (sin hielo) con cadenas y con las botas de esqui todavía puestas, como desfilando.

Me pregunto, cuando los que atienden turistas se van de vacaciones ¿son iguales?

saludos

Bren