Archive for 23 agosto 2008

Gnomos humanos

agosto 23, 2008

Los gnomos existen. Y que nadie lo discuta. Llegan al cerro vestidos con casco, caminan como robots y usan esquies del tamaño de un pinguino. Dan miedo y después dan ganas de correrlos y tirarlos por un barranco… hasta que sueltan la lengua y a uno se le caen las babas.

Sí, son mis pequeños alumnitos, entre 4 y 6 años. Tienen esa cosa de preguntar con una seriedad tal cosas que jamás se te hubiera ocurrido pensar.

seño, ¿por qué se mueven las aerosillas?”, “el cable, ¿es para que los gigantes no se hundan en la nieve?”, “¿por qué las montañas tienen esa forma?”, “¿cómo se forman las montañas y las pistas por donde esquiamos?” (aca es donde me culpo no haber prestado más atención en la clase de geografía del secundario), etc.

Y las actitudes!! un gnomo de estos, parado en la fila de la silla, listo para que un adulto lo acompañe, agarra al desconocido de la mano y le dice, con toda seriedad:

-“señor, ¿usted esquía?”

-No, yo soy peaton, vos esquias?

-: si, si… (pequeño gnomo que es la primera vez que se pone un par de esquies y apenas puede caminar en la nieve… pero con una seriedad y una confianza dignas de admirar)

Otra.. una clase de biología:

-seño, vos sabias que en los árboles con huecos y sin hojas hay pajaros carpinteros?

-sí, sabia. Alguna vez viste uno?

-: no, pero me dijeron que son re bonitos. (nene de 4 años)

En fin… antes de tirarlos al vacio, conviene escuchar a estos chicos…. nos hacen prestar atención a cosas realmente divertidas y que a veces olvidamos.

saludos

bren

de Turistas…

agosto 18, 2008

Es un sentimiento tan contradictorio el que tiene uno con estos especímenes que llegan dos veces por año a estas tierras… Se los espera con ansias, con ganas y casi con los brazos abiertos, pero al mismo tiempo sale esa cosa de protección de domicilio particular que dan ganas de pararse en la entrada del pueblo, escopeta en mano, y sacarlos a escopetazos. ¿Por qué? por jodidos, sí en parte, y porque a veces dan ganas. Como dice Páez, es todo una cuestión de actitud.

Uno sabe que el pueblerino es intolerante, porque después de estar todo el año solo como loco malo, abajo de la lluvia y sin nada que hacer, llega un remolino de gente, una especie de Twister que amenaza con cambiarle la existencia durante poco más de un mes, para después volver a la calma chicha del resto del año. Pero el turista tampoco es una especie tolerante… ¿Ejemplos? Aca van un par de “oidos” y de anécdotas de las últimas semanas.

* Situación: no hay nieve, el cupo de esquiadores necesario es de 6 para formar un grupo y no hay gente. Hecho: familia que recién llega con sus 3 hijos, los 2 primos y 1 amiguito. Todos niveles diferentes. Se les explica la situación. Respuesta: “no hay drama, que esquien los 6 juntos así es más divertido, no importa que sean niveles diferentes“. Con ese razonamiento el instructor termina la semana con 16 gnomos con casco que lo siguen hasta que la voz de un padre grita…. “¡¡no puede ser!! asi mis hijos no pueden aprender, son muchos chicos y con niveles diferentes. Me llevo a los chicos“. Ejemplo de turista que no se decide entre el aprendizaje y la diversión… (anécdota de la escuela de esquí de hace unos años)-

* “yo vine a esquiar y no hay nieve. No puede ser. Con la plata que gasté” (oído esta temporada haciendo dedo…. ahora uno tiene la culpa del clima)

* “¡qué precios! así no se puede esquiar… con la misma plata me iba el doble de días a la playa en Brasil” (Señor… en Brasil Ud. no usa pase, traje de nieve, equipo… anda en ojotas todo el dia y come ensalada… vayase a Brasil)

* “Es un lugar turístico, no puede ser! fui a comprar unas cosas un martes y estaba cerrado porque no hacían horario corrido, una verguenza” (señora, adáptese al lugar… el lugar no se va a adaptar a Ud. Además, está de vacaciones, relájese, duerma la siesta y después de las 16hs salga al centro, con gusto la atenderán)

Ahhh hay tantas cosas por anotar y es tan poco el tiempo… pronto volveré con más. Ahora es mejor abandonar el centro, se está poblando de especímenes  que andan por la avenida (sin hielo) con cadenas y con las botas de esqui todavía puestas, como desfilando.

Me pregunto, cuando los que atienden turistas se van de vacaciones ¿son iguales?

saludos

Bren

Meteorologia I

agosto 4, 2008

Como mencioné en el post anterior uno se sorprende de cosas que había olvidado… o que dejaron de sorprenderlo.

Este invierno pintaba poco prometedor. Poca nieve, poca lluvia y una temperatura digna de una primavera precoz. Obviamente las justificaciones no se hicieron esperar: cambio climático; porque el año pasado cayó mucha agua, entonces este año va a ser hiper seco; va a nevar, pero tarde… fines de agosto, para Santa Rosa, bla bla bla.

Pero empezaron a aparecer las observaciones “agudas” de los NyC (nacidos y criados) y de los criados viendo el horizonte:

*Vi los cóndores en el cerro… y cuando el cóndor vuela bajo, el tiempo se va al carajo!

*El Tronador está cubierto… mal clima, seguro.

*Tengo el patio lleno de tordos… y otros pájaros, pero están los tordos.

*Me duele la rodilla izquierda, seguro llueve.

Increíblemente hace pocos días empezó a caer una nevadita que nos sacó unas sonrisas kolynos a todos. Yo no se si uno pierde capacidad de observación, si todas estas frases oídas durante años y que aún hoy tienen vigencia son ciertas… pero la cosa es que uno empieza a prestar atención a ciertas señales de la naturaleza, que terminan siendo mucho más certeras que cualquier pronóstico computarizado.

Por las dudas, voy a correr la cortina de mi casa, a ver si veo pajaros volando, si el Tronador está cubierto o si la tia Carlota tiene dolor de muelas… no vaya a ser cosa que nos levantemos con el sorpresón de una nevada inesperada…

buena semana para todos,

bren