Archive for 25 febrero 2009

San Martín, liberad Chaitén y Tartagal!

febrero 25, 2009
José de San Martín
José de San Martín

Buenas y santas.

Antes que nada, feliz natalicio del Gral. San Martín (y feliz cumple, hermanito). Si, empecemos a festejar que nuestros próceres nacieron en lugar de festejar la muerte y entierro de sus proyectos e ideales. Creo que además de ser morboso es una cuestión de psicología negativa: pensemos que nacieron, que están las José de San Martíncosas por hacerse y que la vida sigue, en lugar de pensar en la muerte, en ese final trágico: se ve que en Argentina para ser prócer hay que morir olvidado, en el exilio y/o en la miseria (categorías no excluyentes entre sí, sin obligación de participación,  consultar bases en http://www.quieroserprocerargentino.com.ar).-

Ahora se ve que del lado chileno decidieron empezar los festejos con explosiones: el Chaitén hizo nuevamente erupción a últimas horas de ayer y se registraron hasta hoy más de 50 sismos.  Además colapsó el domo del volcán y hay pobladores que se niegan a abandonar la zona. Las fuerzas armadas de Chile y Argentina estan haciendo algo histórico: colaborar entre ellas para el bienestar de la población de ambos lados. (Para los que lo niegan: ¿ven que para algo sirven? Defensa y protección civil, que le dicen…)

Pero mientras tanto, Don Cobos se encuentra en Yapeyú recordando hazañas del viejo José (que, sigo sosteniendo, no se porqué es el prócer máximo, cuando hizo más cosas afuera del país que adentro, pero bueno… argentino tenía que ser) y en Palermo los granaderos se reúnen en torno a doña Garré. Lo único que tienen en común ambos discursos es el “tenemos que imitar a este muchacho prócer”. Si San Martin viera lo que los latinoamericanos hicimos con tanta libertad, se negaría a nacer.

Ni doña Nilda ni don Cobos (ni nadie) hicieron referencia al post-desastre de Tartagal, ni a las medidas de prevención para las zonas aledañas a Chaitén, por nombrar solo dos lugares con crisis y en riesgo de crisis. Eso sí: estamos todos preocupados de que Nalbandian se baje del pelota-paleta.

No pretendo que en pleno acto honorífico se haga mención a ésto, pero si se pide “imitar acciones grandes” como las de San Martín, ¿no sería una gran acción informar a la población y coordinar al país para ayudar a estas zonas? No hace falta cruzar la cordillera, librar batallas o hacer grandes discursos. Tender una mano a los coterraneos es suficiente.

Así siempre vamos a recordar a los muertos, en lugar de buscar sanmartines entre los vivos…

Saludos,

Brenda.-

pd:

les dejo el link con la actualización permanente de las imágenes de Chaitén. Se actualizan cada 10 minutos, todos los días. http://www.laangosturadigital.com.ar/v2/foto-volcan-chaiten.php

También la nota sobre la erupción: http://www.laangosturadigital.com.ar/v2/noticia.php?id_noticia=8487&origen=web

Anuncios

Por el futuro de los chicos.

febrero 4, 2009

Hace unos días me llegó un e-mail de un amigo con una comparación de fotos del Holocausto de la II Guerra Mundial y fotos de la actual situación en el conflicto palestino-israelí. Como le comenté a mis amigos, no justifico ninguna de las dos situaciones históricas, es más, me parece lo peor de la naturaleza humana. Y ahora les digo porqué: me parece muy caer muy bajo y de una debilidad extrema matar gente indefensa (en especial los niños, porque los adultos y ancianos pueden incluso influir con palabras en la sociedad) para sentirse superior al enemigo. Es algo que no tiene explicación racional (por más que ahora salten mis compañeros internacionalistas y digan que sí, que existen teorias que…. BLA BLA BLA).-

Si bien en Argentina la comunidad judía tiene un lugarcito especial, que no ocupa ninguna otra congregación, el repudio a los ataques es bastante masivo. Pero lo que más me sorprende es que ese mismo repudio, esas manifestaciones en contra, las cadenas de e-mails con fotos cruentas, realistas y dolorosas no se dan cuando se tocan cuestiones cercanas al propio terruño.

Así como cada vez que se habla del Holocausto, nadie se acuerda de los millones de rusos que murieron (por poner un ejemplo, porque Europa esta re-construida sobre un cementerio de personas, de sueños), ahora es como si nadie se acordada que en el resto del mundo hay matanzas crueles y sanguinarias. Pero, claro, no son tan marketineras como el conflicto en Medio Oriente.

Con esto me refiero a que, si bien no es de forma cruenta, no hay bombas ni ataques de gente mala, a lo largo de todo nuestro país tenemos chicos con hambre, que tampoco tienen agua potable, que lloran porque sus padres mueren por enfermedades prehistóricas para la ciencia…

Y aca me pregunto, ¿dónde están los defensores de los derechos humanos? Parece como si solo las atrocidades de la II Guerra Mundial y de la última dictadura militar fueran objeto de los derechos humanos. En guerras, en dictaduras, en democracia, los chicos tienen derechos: a comer, a educarse, a la salud, a vivir en condiciones dignas…. En Argentina y en todo el mundo.

A mi también me conmueve y me llena de bronca ver las imágenes de los chicos palestinos llorando, lastimados, con la infancia herida de muerte, con los sueños rotos. Pero también me causa el mismo malestar el ver padecer a un compatriota que no está en guerra y que tiene síntomas similares… es más, me parece mucho mas duro y cruento que en un país relativamente pacífico y relativamente en desarrollo los chicos tengan que sufrir de esta manera.

Volvamos a Medio Oriente, me fui por las ramas de la indignación.

Me parece que estos chicos, de sueños truncados, además de perder la infancia entre bombas, llantos y plegarias llenas de resentimientos, no solo no tienen futuro, sino que son el germen de un conflicto sinfín. Aprenden a odiar antes que a razonar, la vida les enseña a jugar con piedras y palos no para construir juguetes, sino para tirarlos con fuerza y odio contra otros chicos que, al igual que ellos, dejarán de ser chicos a la temprana edad de ocho años. Aca tenemos el porqué de siglos y siglos de odio en Medio Oriente…

Si los defensores de los derechos humanos se quedan defendiendo pasados borrosos; si nadie se ocupa del hoy, de lo que acontece, ya sea en una guerra, en una democracia o en un imperio… sonamos, estamos perdidos: las futuras generaciones se quedan sin futuro y la historia se va a repetir, de forma cíclica, como hasta ahora.

saludos,

Brenda