Y llenad el aula con asientos vacios…

Primeros días de marzo. Me acuerdo cuando iba al colegio y se acercaba esta fecha; me agarraba una angustia, un nerviosismo y una pesadez estomacal terribles. Aunque el verano se hacía eterno, nadie quería volver a clase. Era cosa de empezar nomás para que todo pasara, pero igual: ese trauma pre inicio de clases era tremendo.

Con la luz de tu ingenio iluminaste  la razón, en la noche de ignorancia. Por ver grande a la Patria tu luchaste con la espada, con la pluma y la palabra

Claro, ahora los chicos no lo sienten porque directamente no empiezan. Los maestros hacen paro y los gobernantes hacen declaraciones. Nada más. ¿la foto? Digamos que la cara que pondría el malarriado de Sarmiento si viera cómo los gremios docentes tiran por la borda la intención de educar a toda la población, de tener una Argentina grande (educación: dícese de pre requisito indispensable). No todos estamos de acuerdo con las declaraciones de este muchacho, pero nadie puede negar que priorizar la educación estaba (y está) bien, en 1880 y en 2009.

La educación para los chicos en nuestro país es un derecho constitucional,  reforzado por la Declaración de derechos del niño:

Principio 7
El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades,
desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad. El interés superior del niño debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación; dicha responsabilidad incumbe, en primer término, a sus padres.

Yo se que no va a salir a la calle ningún chico reclamando por su derecho universal a la educación, porque en la mente infantil la ecuación es “no clases = mas vacaciones”. Pero los padres, que deberían velar por la educación de sus hijos, deberían estar haciendo malabares. Ya sabemos que muchos padres tienen cero interés en sus hijos, pero bueno…

Otra cosa que me cuesta asimilar es porqué los docentes empezaron los reclamos a finales de febrero y no ni bien terminó el ciclo lectivo. Claro, durante enero y febrero estuvieron de vacaciones (pagas) y se ve que se gastaron toooodo en la costa y se olvidaron que tenían que seguir viviendo el resto del año. Un reclamo durante enero (aunque sea de malla y ojotas en Mar del Plata) sería mucho más creible y creo que captaría más la atención de padres y publico en general que el “ups! me acordé que en marzo me toca ir a clases… paro y movilización muchachos!!).

Vuelvo a repetir, como en un post anterior, parece que nadie se acuerda de los maestros rurales, de frontera y de los que están a cientos de kilómetros en esos parajes perdidos. Esos Docentes y Maestros (sí con mayúscula porque se lo merecen) que además de educar contienen a los chicos, les dana de comer, los alojan, los aconsejan. Maestros que son la familia de cientos de chicos de todo el país. Maestros que no tienen que pagar la cuota del auto, que no se van de vacaciones lejos, que no ven a la familia en meses y que viven en condiciones que ninguno de los que esta haciendo paro (y de esto estoy mas que segura) se atrevería a vivir. Y sin reclamar aumento de sueldo. Me parece que es el ejemplo de trabajo, de esfuerzo, de entrega a la sociedad que los chicos deberían conocer.

Creo que los que están haciendo el paro hoy deberían ponerse a pensar qué clase de educación están dando y si ésta realmente merece un aumento. Me parece que un chico que hoy no sabe escribir o leer bien, que no sabe pensar ni razonar no está recibiendo buena educación. Los educadores también deben educarse. La educación de hoy en Argentina es realmente triste… y así va a ser el futuro.

Lo que los docentes que están haciendo el paro y los gobernantes que están haciendo sus declaraciones me parece que no logran entender es que justamente estos chicos a los que hoy se les está negando el derecho de aprender son los que mañana van a manejar sus jubilaciones… Y ya me veo a un grupo de ancianos, antaño enemigos, marchando a Plaza de Mayo y reclamando por sus salarios miserables y diciendo que la educación está en crisis… “Cosecharás tu siembra”, dice un viejo dicho.

Si bien odiaba ir al colegio, como todo chico, hoy con 24 años agradezco a todos los maestros y profesores que, mientras sus colegas hacían paro, ellos no se unían y nos obligaban a asistir a clases, dicéndonos que ellos tenían la obligación (laboral, moral, ética, como quieran llamarle) de educarnos para cambiar las cosas. A todos ellos, gracias por enseñar con criterio y visión de futuro.

Saludos,

Brenda

5 comentarios to “Y llenad el aula con asientos vacios…”

  1. Oscar Borzi Romero Says:

    aunque no hablemos hace banda.
    te aliento a seguir escribiendo,
    transmitis muy bien las cosas.

    saludos.

    (estaría bueno leer cosas más copadas, pero.. -esos días ya van a llegar, no?-).

  2. Brenda Ailin Segurel Says:

    Gracias Oz por el post, por hacer hinchada y alimentar mi ego, jajaja.

    Sí, es verdad: sería genial poder leer cosas copadas así como “empezaron las clases y los maestros decidieron recibir a sus alumnos disfrazados de personajes de ficción para alegrar el día” o simplemente “empezaron las clases sin problemas”. Pero para que esos días lleguen hace falta más que unas líneas en un blog…

    saludos, gracias por comentar.
    Bren

  3. Pablo Vadala Says:

    Hola Brenda. Soy Maestro, y con mayúscula. Enseño en una escuela privada (80% de subvencion) y en una estatal. Me apena mucho que pienses asi de los educadores, si coincido con vos en que la educación está en una crisis, pero a los educadores, lamentablemente, se nos dice qué enseñar y, muchas veces, cómo enseñar. Los docentes (y me consta de ambos colegios) dejamos muchas cosas de lado para educar. Yo estoy ahora sentado frente a la computadora, y mientras buscaba material para preparar la cartelera de Abril, llegué aca. Son casi las 22 hs y estoy trabajando mientras mi señora se encarga de darle de comer y bañar a mi bebe de 9 meses (cosa que me pierdo por tonto, o mejor dicho, por trabajar fuera de mi horario).
    Con respecto a tu queja sobre que reclamamos recien en Febrero porque nos tomamos vacaciones, te cuento que es el gobierno el que pone las fechas de reunion (porque primero agotamos todas las posibilidades formales antes de llegar al paro) porque ellos tambien se toman vacaciones y no se reunen en enero.
    Un docente que gana $1450.- no puede vivir dignamente, por eso busca trabajar doble turno, con eso el sueldo estaria en $2900 mas o menos, trabajando 8 hs con chicos (por supuesto que 2 o 3 mas en casa, corrigiendo, preparando material, o como yo, buscando material para poner en una cartelera) poco menos que lo que gana un chofer de colectivo (sin desmerecer) y sin llevarse trabajo para casa.
    Yo se que cuesta mucho comprender a los docentes cuando hacemos paro para reclamar $100 mas a nuestro sueldo en blanco,porque no se si te conte que cobramos la mitad de nuestro sueldo en negro, sin aportes, pero muchas veces tenemos que tener material para trabajar (cosa que en cualquier oficina son “gastos de oficina” y no salen del bolsillo del empleado) y compramos lápices por si los chicos no traen, plasticola, goma, hojas para la carpeta, corrector, regla, etc, y ni hablar de las fotocopias que les entregamos a los chicos, a los que se les pide unos pesos para ello y no todos cumplen, todo eso sale de los $1450 que cobramos.
    Lamentablemente vivimos en un pais que no apuesta a la educacion, ya sea por parte del gobierno o por la sociedad que se encargó desde hace tiempo de desprestigiar al docente con sus quejas y mal trato.
    Yo por mi parte defiendo la educacion y sobretodo la pública, gratuita, con el delantal blanco. Por eso hago paro, reclamo el prestigio perdido, la dignidad docente y la calidad educativa.
    Un gran abrazo.
    Pablo Vadala (33 años – 4 como docente)

    • Brenda Ailin Segurel Says:

      Pablo,
      muchísimas gracias por el comentario. Justamente, la idea del blog es generar una discusión y abrir canales de diálogo (algo que siento y percibo que falta en la sociedad argentina en todos los niveles).

      Aclaremos algunas cosas en las cuales creo que no me expresé bien. Cuando me refiero a la calidad de los educadores no es generalizando. Realmente admiro a quienes, como vos decís, se llevan trabajo a casa, cuidan de que sus alumnos tengan aunque sea un lápiz negro para escribir, se preocupan para que los chicos aprendan a pensar, que salgan sabiendo algo más que lo que dice el programa escolar. Pero lamentablemente no son todos así. Me consta de cuando fui al colegio de tener maestros que se desvivían (y aún hoy cuando nos encuentran en la calle se preocupan por si seguimos estudiando o trabajando) y otros que hasta se olvidaban nuestros trabajos en su casa… Seguramente no es tu caso, pero creo que también el magisterio hoy está en crisis: aunque no me creas tuve que corregir errores de ortografía a una profesora de literatura en pleno secundario.

      Se que los programas los baja nación y los readapta provincia… Pero igual hay cosas que se pueden cambiar. Cuando era alumna del colegio, propusimos agregar en la curricula algunas cosas, estuvimos dispuestos a tener una hora más de clase, los profesores también y después mandamos el proyecto a Educación y se aprobaron algunas cosas. El esfuerzo siempre rinde sus frutos, aunque sea a largo plazo.

      Sobre lo de las fechas de negociación, gracias, la verdad es que no sabía que el Gobierno esperaba hasta ultimo momento para dialogar con los maestros. Igualmente (y será que todavía tengo el idealismo) creo que se podría empezar a pedir fechas antes. El paro perjudica a miles de chicos y el futuro de todo un país. Se que vos les podrías explicar a los chicos porqué es el paro, y seguro que te van a entender y apoyar. Pero necesitan ir al colegio, es un derecho que raya en una obligación constitucional. Y justamente, como decis, es defender el derecho a la educación pública, gratuita, con prestigio.

      En cuanto a los sueldos… Eso varía en todas las provincias, es verdad. Se de algunas que los docentes hacen paro y después del paro ves en el estacionamiento autos 0km. Eso es indignante. Saber que hay otras provincias donde, como vos decis, el sueldo no te alcanza para nada… Una ley de sueldos nacional tampoco me parece justa, porque los costos de vida son diferentes en Capital, Salta, Misiones, Ushuaia… Pero una buena revisión no vendría mal, en eso te apoyo.

      Tuve la experiencia de trabajar 8hs con chicos y sí, es agotador, pero también es satisfactorio saber que uno está formando pequeñas personitas.

      Pablo, de nuevo, muchas gracias por el comentario. Espero que la situación (de alumnos y maestros) mejoren. También espero que no te hayas tomado a mal el post, pero yo también soy fiel defensora de la educación y apoyo a los maestros que defienden, no los que la defenestran.
      Te envio un abrazo, espero poder seguir discutiendo sobre éste y otros temas con vos.
      Saludos,
      Brenda

  4. Pablo Vadala Says:

    Hola Brenda: Muy agradecido por tu commentario y comprension. Es verdad, como decis, que muchos de los docentes ya no se preocupan por sus alumnos, pero creo tambien que se cansaron de pelear y ver a una sociedad a la que no le interesa la educacion. Hoy tuvimos reunion de padres en la escuela estatal con un primer grado, propuse la compra del libro de texto comunitaria ($40.-) y muchos dudaron en “querer” pagar, pero los chicos todos los dias llevan un alfajor, una gaseosa o $2 para comprar en el kiosco golosinas. Con esto te quiero decir que no les importa la educacion de sus hijos, y por lo tanto no les importa lo que diga el maestro o las propuestas de mejorar la calidad educativa de sus hijos, porque creo que perdieron la fe en que con estudiar podes llegar a ser alguien importante. Y eso genera un dejo por parte de los docentes y tal vez genere la falta de preocupacion porque si a los padres no les importa por qué me tiene que importar a mi.
    Yo, por mi parte, insisto en pelear con los padres para que compren todo el material de trabajo necesario de trabajo y como les dije hoy a ellos, es invertir en el futuro de sus hijos, para ofrecerles a ellos todo lo que nosotros no pudimos tener.
    Pero bue… la lucha va a ser muy grande y muy dura porque hay muchos intereses de por medio de parte del gobierno, de los gremios, de los padres, de los maestros, y creo que nunca se va a complacer a todos.
    Yo seguiré intentando cambiar el pensamiento de los chicos y su modo de ver las cosas que fue el motivo que me llevo a ser docente.
    Te dejo un cariñoso abrazo.
    Y conta conmigo para las discusiones (jajaja)
    Pablo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: