Piratas del Índico

Entre la evolución social y la hipocresía hay una línea muy finita, casi una zona gris difícil de definir. Ayer el Consejo de Seguridad aprobó una resolución por unanimidad que autoriza a los países a “entrar en aguas territoriales de Somalía para reprimir actos de piratería o robo a mano armada de embarcaciones durante los próximos seis meses“.

Veamos la situación histórica. Somalía está ubicada en el llamado Cuerno de Africa y es producto de la unión de los territorios italianos, británicos y franceses en los años ´60, plena época de descolonización. A finales de los ´60 el presidente fue asesinado y sobrevino un golpe militar. Además, entrando en la Guerra Fria, se pusieron del lado soviético hasta que la URSS apoyó a un rival histórico de los somalíes, lo cual hizo que cambiaran su política y se aliaran con occidente. Como si fuera poco el caos, la pésima situación económica agravó la situación política: surgió un grupo armado en el norte del país hacia finales de los ´80 que tomó el control de la mayor parte del país, dividiéndolo. Además, a principios de los ´90 este grupo opositor se dividió por las rivalidades étnicas e históricas, dando lugar al surgimiento del Movimiento Patriótico Somalí (MPS) en el sur, y el Movimiento Nacional Somalí (MNS) en el norte. Por otro lado, el grupo Congreso Unido Somalí (CUS) tomó la capital del país. En el norte se estableció el gobierno de Somalilandia, pero no fue reconocido por ningún Estado; en el resto de las regiones surgieron diferentes formas de dominación. Estados Unidos quiso enviar “ayuda humanitaria” en 1992, pero CUS se opuso y se suspendió la ayuda. La ONU quiso intervenir para ayudar a formar un gobierno estable, pero fracasó. Durante el 2000 los delegados de la conferencia de reconciliación reunida en Yibuti, aprobaron una Ley nacional que actuaría como constitución de Somalia por un periodo transicional de tres años. Esta constitución garantizaba a los somalíes la libertad de expresión, asociación, derechos humanos y realizaba una separación de poderes, garantizando su independencia. Durante este período de transición, la República Somalí adoptó un sistema federal de gobierno, con 18 administraciones regionales. En 2006 comenzó otra batalla entre milicias, por lo que el presidente del gobierno de transición aprobó la entrada de un a fuerza de paz de la ONU. El Consejo de Cortes Islámicas de Somalia tomó el poder y meses después Etiopía reconoció al país; esto llevo a que la Unión de Tribunales Islámicos, que mantenía el control del sur del territorio somalí, declarara una suerte de Guerra Santa Islámica. Durante 2007 la unificación fue progresiva, quedando algunos Estados autoproclamados en el norte como principal dificultad (en especial Somalilandia y Puntland).

¿Por qué es importante la región como para que los Estados estén interesados? Simple: es un punto geoestrátegico para la conexión entre África y Oriente (como ruta comercial histórica, como paso para el Canal de Suez y como llave para los mares del mundo) y porque tiene gran cantidad de yacimientos minerales. A pesar de esta importancia, los yacimientos no están siendo explotados, dada la situación económica y política del Estado somalí.

Pero dejando de lado esta cuestión histórica de inestabilidad, de intentos de la comunidad internacional por lograr un gobierno eficaz y por intentar paliar la situación de los refugiados y las terribles hambrunas, hace varios meses llama la atención una práctica que se pensó que estaba prácticamente olvidada: la de los piratas. Más allá de la falta de recursos para mantener la seguridad del tráfico marítimo por esa zona que conduce al Canal (una de las zonas de mayor tráfico marítimo del mundo), los somalíes optaron por la práctica de la pirateria: el grito de “al abordaje” ya no es el de la imagen de unos simpáticos piratas con parches, patas de palo, loros en el hombro y cuchillos entre dientes: ahora las UZI´s, armas varias y otros hacen de estos personajes un hecho histórico actual y temible para quienes navegan.

Si bien los somalíes y los piratas de todas las épocas me caen simpáticos, no voy a hacerme eco de los hechos de violencia, por mas que capturen barcos de comida, ayuda humanitaria o pidan rescate. No justifico este tipo de acciones bajo ninguna razón. Pero ahora me parece muy irónico por parte de la historia que sean los mayores piratas de la humanidad quienes apoyen la resolución del Consejo de Seguridad (fue redactada por Francia y Reino Unido, y es patrocinada por EE UU).

La seguridad de África está en juego desde que África tiene relaciones con el mundo; el comercio mundial marítimo siempre estuvo en jaque por piratas, filibusteros y patentes de corso emitidas por los mismos países que ahora pregonan que la piratería es mala. No creo en las declaraciones de buena voluntad, la carrera y la historia me lo han enseñado. Así que esta resolución de la ONU se trae algo más sobre manos. ¿La carrera por la seguridad privada del Canal? ¿El mejor acceso a los recursos? ¿Entrar al país “legalmente” para conseguir mejores negocios?

Las hipótesis pueden ser varias y África da para muchas.

Saludos,

Bren

Pd: Les recomiendo leer el Blog, las notas de los diarios y la ONU para sacar conclusiones y armar debate.

http://guerraypaz.blogspot.com/2006/12/los-piratas-de-somalia-una-clave-ms.html
http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_7432000/7432653.stm
http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?NewsID=12593
http://www.elpais.com/articulo/internacional/ONU/legaliza/persecucion/piratas/aguas/somalies/elpepiint/20080603elpepiint_11/Tes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: