Atónita…

Anoche mi hermano y yo estábamos por acostarnos cuando el flash informativo de la tele (si… después de 5 años sin TV ahora tengo imágenes móviles en mi casa… se usa poco, pero un noticiero de vez en cuando viene bien), nos dejó atónitos: el flamante y joven ministro de economía, que tantos suspiros causó entre nuestras madres y que tantas esperanzas despertó por su juventud entre algunos, había renunciado.

Bueh, renunciado según algunos medios, despedido según otros y apartado de su cargo para los menos. No importa, el tema es que a cuatro meses se estaba yendo uno de los personajes que más prensa tiene en argentina: el ministro de economia. Pánico extremo entre algunos, cotideanidad para otros, sorpresa para quienes Argentina siempre nos sorprende.

Y no pude evitar caer en esa manía de quienes hemos estudiado relaciones internacionales de armar en nuestras cabezas las más hilarantes y descabelladas teorias conspirativas. Teorias que van más allá de la ya tradicional hipótesis de que se está armando una hegemonía de “Fernández” en el gobierno, de que en realidad hay algo más (el famoso “ahí hay algo, eh”), etc.

También uno evita imaginarse a ciertos amigos de apellido Fernández en el gobierno…

Pero más allá de la conspiración y la comedia, me quedé pensando en los medios y en las noticias que daban. Sobre los medios por ahora no voy a emitir una opinión extensa, sino que los remito a una nota de Nicolás Daniele (http://nicodaniele.blogspot.com/) para empezar con el tema.

Me sorprendió cómo se presentaban todos los hechos aislados, pero como notas principales el conflicto del campo con el gobierno y la renuncia de Lousteau. Tal era la distancia de todos lo que presentaban que parecía que estaban hablando de países diversos: la sequía más grave desde 1925 en Santa Fe, las inundaciones en el bosque chaqueño que perjudicaron a gran parte de la población nativa… Pero apenas como titulares.  Eso sí: el conflicto con el campo, que casi hace acordar a la vieja pugna entre unitarios y federales volvía una y otra vez. (Ah y no nos olvidemos del terrible humo que sufre la ciudad. Quien haya estado de campamento alguna vez sabe y entiende que tampoco es para tanto y que no a todo el país le preocupa que lo que pase en Capital Federal, sino lo que pasa de la Gral Paz para el otro lado. O en todo caso, que si se acuerda sobre importaciones y exportaciones, que el humo permita que el puerto de Buenos Aires funcione, pero eso no fue analizado ni mencionado por los medios).

Escuché los discursos de la Sra. Presidente (sí, en femenino: me quedó grabado de una clase de Teoría Política que hay puestos en que no existe el femenino, por tradición griega y porque la evolución en el término no era tal como hoy… asi que me quedo con un término viejo y seguro) y me dio una sensación de presentaba una sociedad dividida y que los sucesivos discursos no daban lugar a la conciliación entre las diferentes partes; todo lo contrario, era una batalla verbal contra generaciones pasadas, presentes y… no me animo a decir si futuras. ¿Cómo no recordar a Baumann? Sí… el “nosotros y ellos” queda siempre vigente y se adecua a tantas situaciones. El mundo contra… el gobierno.

Me pareció triste y realmente lamentable que a tan pocos meses de asumir, cuando debería estar festejando el período de democracia más largo de nuestra historia (y que como forma de unión de la sociedad es un buen comienzo y una poética forma de hacer discursos presidenciales), el gobierno comience a resquebrajarse. “Era predecible”, “es un mal augurio” fueron los análisis de las calles porteñas.

Vi algunas caras de preocupación (y escuché varios comentarios) hoy en la ciudad, como si el país se estuviese hundiendo nuevamente.

Realmente me preocupa no saber nadar.

Espero que puedan tener un buen fin de semana.

Bren

5 comentarios to “Atónita…”

  1. Chori Says:

    Cortita y al toke.

    Tincho era un símbolo del recambio generacional político (un jóven entre viejos gatos políticos), representaba uno de los mínimos cambios del gabinete kirchnerista y para colmo ocupaba uno de los puestos políticos de mayor protagonismo e importancia histórica de nuestro país.

    Si nos detenemos a pensar, el cargo de Ministro de Economía tiene una relevancia e impacto sobre la sociedad casi tan grande como el del Presidente, desde el siglo XIX,aunque aún más desde 1930.

    Uno de los principales defectos históricos de los argentinos es ke no sabemos pornele fin a nuestros dilemas, ej. unitarios-federales, pero en este caso, el gran dilema de QUÉ PAÍS KEREMOS SER

  2. Chori Says:

    Por alguna inexplicable razón, postee sin terminar de escribir.

    Decía ke no sabemos hacia dónde vamos, no tenemos metas fijas y muchos menos un plan a seguir.

    Si alguien se pregunta por ke no resolvimos esos famosos dilemas sociales, políticos, económicos, entre otros, pues no lo hicimos porke nadie tuve el coraje de ponerles un fin en el momento en ke debían ser resueltos ya hora nosotros debemos lidiar con ellos.

    A Tincho no sólo lo jodió estar apartado deljuego políticos de sus propios compañeros del gobierno, le jodió haberse puesto unos zapatos demasiados grandes para él (más allá de su irrefutable conocimiento en materia económica).

    En un país con tantas anomalías insittucionales,no basta saber mucho de economía para ser Ministro de dicha asignatura. Hay ke ir mucho más allá.

    En los juegos de naipes españoles los sietes de copa y de oro no siempre tienen el mismo valor, ni el mismo significado, ni cumplen el mismo rol; a pesar de ke ambos sean sietes.

  3. Gigi Says:

    A diferencia del Chori, no creo que Tin sea un símbolo del recambio generacional, sino una aparente figura de cambio. A la Cristi nunca se le ocurrió delegar tareas en un nene de 30 y pico de años que no sabe nada de la vida ni de la política. Es una pena que todos se quejen de las nuevas generaciones pero a la vez no permitan que los que saben hagan algo positivo…asi estamos, a veces nos merecemos lo que tenemos.

  4. Nico Says:

    Antes que nada Bren gracias por tu referencia a mi Post…(y si, la discusion sobre el rol de los medios y cuantos de ellos se han convertido ya en fines es una discusion que tenemos que darnos como sociedad, para dejar de comprar pescado podrido y poder reflexionar en serio sobre el rumbo que qeremos dalre a nuestro pais)
    en funcion de los comentarios sobre el rol de Martin en este gobierno, yo creo que tanto El, como el gobierno en general estan pifiando en la comunicacion del los actos llevados adelante, y en tal sentido la “batalla” con el campo se tenia que llevar pusto a algun miembro del gabinete y el ministro de economia era numero puesto, no por sus conocimientos o por su juventud sino mas bien porq, lamentablemente, parece qe el ministro debe saber mas de politica qe de economia en nuestro pais.
    ahora bien, la verdadera discusion pasa por como seguir creciendo a los parametros que los estamos haciendo sin que la inflacion se devore el aumento en los salarios….creo qe por ahi vienen los cambios sustanciales entre el “enfriamiento” de la economia o no…..

  5. Brenda Ailin Segurel Says:

    Neke,
    totalmente de acuerdo sobre el tema del rol de los medios y de la autocrítica como sociedad. Ya comenté sobre en tu blog al respecto…
    Pero el tema vuelve a salir en torno a Lousteau: la comunicación en tanto medios y la comunicación en tanto gobierno. Incluso la comunicación en tanto educación: es raro ver el alboroto que produce la dimisión del ministro de economía, como si fuera el mismo presidente el que renuncia, y no ver reacciones similares cuando se suprimen áreas del gobierno importantes, se despide personal capacitado.
    gracias por tu comentario!

    Gigi,
    terrible crítica social te acabas de mandar. Es verdad, falta un lugar para que las nuevas generaciones aprendan (y que las viejas también aprendan de las nuevas…).
    Igualmente, como enganche funcionó poner a una persona joven a cargo de una cartera tan importante como la de economía… la gente necesita nuevas esperanzas y un criterio “fresco” y probablemente Lousteau lo haya representado en su momento. Pero falto darle poco de “margen de maniobra” (jejeje)…
    gracias por el post!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: